¿Por qué eres malvado? ¿Por qué eres bueno?

HUM

Orígenes:

¿Los humanos llegan a ser malos por naturaleza?, o de repente la principal causa es el contexto en el que se encuentran. Tal vez es genético o depende de la educación o los padres: es más probable que tenga un poco de todo. Si es tan complicado averiguar las causas, ¿para qué sirve intentar hacerlo? Para encontrar soluciones, o por lo menos tentativamente descubrir verdades, o algo cercano, que nos digan cuál es la tendencia humana, y por ende, cuál es su futuro. Alguna religión le echará la culpa a demonios o afines, pero ese es un lujo; o dirán que todos somos imperfectos (solo dios es perfecto) y por ende tendemos a ser malvados, pero esa respuesta no satisface. Otros dirán que la maldad es la defensa contra la potencial maldad del otro, o que la maldad se convierte en conveniente para aquel que no encuentra impedimento moral (o de otro tipo) para sacarle provecho. Considerarnos superiores individualmente tiende a eso, sobrevivir aunque cueste la muerte de otro, porque el otro es algo menos que yo. Entonces, ¿cuál es el origen de la bondad? Igual que la maldad, esta puede ser conveniente.


En un video que vi hace poco, Pinker (un tipo que generalmente habla de curiosidades del lenguaje) enumera varias razones, que otros han establecido, por las que se reduce la violencia (no necesariamente se produce bondad):

  • En la supervivencia en una sociedad no se puede permitir la anarquía, para esto, permitimos que se reduzcan nuestras libertades, para que se reduzcan las de otros; no matamos, para que no nos maten; y de paso ponemos a un gobierno (recomendación de Hobbes) para que castigue al que rompa las reglas de juego.
  • Logramos más trabajando con alguien (versus solo), cuando resulta provechoso trabajar con otro tendemos a no querer matarlo.
  • La empatía, la posibilidad de ponernos en el lugar de otro y rechazar hacerle aquello que nos disgustaría hacernos. Jesús lo mencionó (aunque algunos dicen que la frase fue idea de Confucio), según los evangelios de su épico bestseller: “Ama al prójimo como a ti mismo.” También menciona el hecho de que generalmente la empatía no se transmite a los grupos de personas que están más lejos de nosotros, a los que tendemos a considerar subhumanos (es más probable que te pongas en el lugar de tu abuelo que el del panadero. A menos que el panadero sea tu padre).

Los últimos dos me parecen los más importantes, porque se pueden extender a ser bondadoso y no solamente “no malvado”.

Es bastante buena razón, el sueño de que los otros serán tan buenos conmigo como yo lo sea con ellos ahora, para hacer el esfuerzo hacia lo bondadoso (cuánta gente se ha salvado de morir porque alguien a quien previamente ayudaron era su potencial verdugo, o se convirtió en presidente, o justo pasó a tu costado cuando estabas desangrándote en la calle), además nos permite soñar con que en el futuro tenderemos hacia una cultura donde lo natural sea ser bueno (al largo plazo, muy largo plazo…). El otro caso, el trabajar “Tú” y “Yo”, porque ni “Tú”, ni “Yo” haremos tanto por separado, como lo haríamos juntos (la teoría de juegos es un buen ejemplo, la del tipo de “Una mente brillante” , esa en la que actuaba Russel Crowe) justifica, por conveniencia, el buen trato interpersonal, un ejemplo interesante es un congreso, o una asamblea, si no le caes bien al congresista del costado, no te va a apoyar en ninguna propuesta, si no lo apoyas el no te apoyará, si nadie apoya a nadie, todo el país pierde, solo imagínense los avances si comprendieran el valor del trabajo en equipo. Es decir para vivir mejor en el contexto actual, el paso lógico es ser buena gente.

Siempre y cuando el contexto actual se mantenga o mejore (cosa que la tecnología puede intentar prometernos), el contexto es un tema interesante e importante (especialmente para discutir si con la mejora de la vida todo será más simple o si con un megadesastre se destruirá todo lo avanzado). Existe un estudio de Philip Zimbardo, un sicólogo que mostró que en ciertas situaciones en las que se somete a personas “normales” presiones extremas estas pueden adoptar actitudes que consideraríamos inmorales. Ejemplo de esto eran los soldados estadounidenses en Abu Ghraib, soldados presionados en horarios agotadores de 12 horas por día con 40 días de trabajo continuos (Zetter, 2008), entre otros extremos, contexto suficiente para desatar actitudes sadísticas con los prisioneros, a quienes les dijeron que “suavicen” (varias entidades de EE.UU. hicieron este “pedido” que podría fácilmente haber sido un buen empujón hacia los extremos cometidos). Zimbardo realizó un experimento en el que simples estudiantes actuando como guardias y prisioneros en una prisión simulada durante un experimento de 6 días (originalmente era de 2 semanas pero tuvo que ser suspendido), terminó en abusos casi pornográficos y completamente humillantes por parte de los guardias, alguna vez simples alumnos. Se notó que estos acudían siempre a tiempo y sin quejas a sus puestos (tal vez disfrutando su poder) y hasta se presentaron incómodos cuando el experimento fue detenido. Sin embargo, existen personas más predispuestas que otras a la maldad, en el experimento de Zimbardo, algunos guardias eran más buenos que el resto. Pero, llevando la idea a otra situación extrema, si ocurriese un cataclismo de magnitud global (situación realmente extrema, pocos recursos y conocimiento de esto, caos, etc.), que les parecería más importante (cuando no haya comida para los dos): ¿Ser buenos con su vecino (y morir los dos, o que el vecino te mate) o sobrevivir?

Cuando el contexto cambia se pone a prueba la solidez de los principios (si te crees o no que la bondad es buena) adquiridos.

Historia cíclica:

Si existe la posibilidad de que la humanidad sea “buena” y no está en nuestra naturaleza ser malvados, esta parece una meta digna de buscar. Pinker muestra que desde hace 10 000 años, el nivel de agresividad en la raza humana ha bajado continuamente, a pesar del aumento de noticias que pueden existir relatando historias de violencia, los asesinatos decrecen y la humanidad tiende hacia menos agresión. ¿Podemos confiar en que esto continuará?, o puesto de otra manera, ¿realmente tendemos hacia algo?, ¿o siempre volveremos a lo mismo? Churchill dijo: Me gustaría vivir eternamente, por lo menos para ver cómo en cien años las personas cometen los mismos errores que yo. Y luego de una época en que la guerra era cosa de los países vistos como menos desarrollados o atrasados culturalmente, vemos a Estados Unidos envuelto en un terrible enfrentamiento, con miles de muertos y heridos (tanto física como sicológicamente) y, lo peor, gran parte de la sociedad aceptando o tomando como inevitable el camino que el gran país del norte tomó.

Pero volvamos al optimismo, podemos decir que lo que falta es la llegada del ente regulador internacional (la ONU del futuro), eso eliminaría el problema, el gobierno central de Hobbes para las naciones, ya no simplemente para los individuos (personas). Las soluciones existen. Entonces podemos soñar con que tendemos a algo, si es que podemos soñar con que tendemos hacía esta “ONU”, que podemos decir es el mejor contexto para evitar el escenario que plantea Zimbardo, es decir, podemos soñar con un mundo mejor, siempre y cuando factores externos no detengan el avance de la buena salud, la tecnología y el desarrollo de instituciones políticas a favor de todos. Pero difícilmente podemos concluir que tenderemos hacía la bondad, cuando el desastre venga, podemos soñarlo, pero todavía no lo afirmaría. Todavía falta que mucha gente crea que la bondad es conveniente.

Razones para el bien:

Existen ¿no? Tendemos hacia el bien, ¿Por qué ir contra la corriente? Buscar el cambio cultural que hará que todos nos ayudemos unos a otros se ha convertido en justificable. Podemos ser buenos sin necesidad de temer el infierno, sino porque simplemente nos conviene, (y de paso tememos, o simplemente no nos gusta, que el vecino sea malo con nosotros).


Conviene, la gente lo está haciendo, el contexto no es malo…

Fuentes:

Jordà, V. (2008). Buscador de frases: Churchill. Recuperado el Marzo de 2008, de Proverbia: http://www.proverbia.net/buscarfrases.asp?Texto=churchill

Pinker, S. (Marzo de 2007). Talks Steven Pinker: A brief history of violence. Recuperado el Marzo de 2008, de TED: http://www.ted.com/talks/view/id/163

Zetter, K. (2 de Febrero de 2008). TED 2008: How Good People Turn Evil, From Stanford to Abu Ghraib. Recuperado el Marzo de 2008, de Wired: http://www.wired.com/science/discoveries/news/2008/02/ted_zimbardo

Zimbardo, P. G. (2008). Recuperado el Marzo de 2008, de The Stanford Prision Experiment: A Simulation Study of the Psychology of Imprisonment: http://www.prisonexp.org/

Otros recursos, fuentes, ayudas, etc.:
http://www.lucifereffect.com/
Ben Dunlap: The story of a passionate life: http://www.ted.com/index.php/talks/view/id/208
http://edge.org/q2007/q07_1.html#andersont

Polìtica para Amador, de Fernando Savater

2 Responses to “¿Por qué eres malvado? ¿Por qué eres bueno?”


  1. 1 Alvaro marzo 31, 2008 a las 5:13 am

    Admito que llevo más de una hora pensando qué escribir. De paso veía 40 Year Old Virgin.

    Al inicio pensé que discutirías el hecho de que si somos buenos o malos intrísecamente. Pero el artículo rápidamente se echó para un lado y admito que das muy buenas razones o ejemplos para demostrar tu punto. Aunque creo que con facilidad puedes confundir el ser intrínsecamente egoístas (algo que hablaba con Franco el otro día y me recomendó un libro al respecto) con ser malos. Hubiera sido más justo, tanto para la connotación que da el título como para la mayoría de personas que no quieren admitirse inevitablemente malas.
    Yo creo que no somos malos. El artículo podría ser más claro en dejar abierta la ambigüedad.

    Sobre el experimento. Me dio mucha gracia porque en el segundo capítulo de la tercera temporada (S03E02) de Veronica Mars hacen ese experimento. Logan era prisionero y Wallace era un guardia. Encontré otro experimento interesante: el de Milgram, compañero de Zimbardo. Bueno, hay muchas cosas de la psicología que son dignas de discutir.

    Interesante lectura.

  2. 2 Alvaro marzo 31, 2008 a las 5:16 am

    Lo siento, ahora que reléo mi comentario no está muy claro.

    “Hubiera sido más justo, tanto para la connotación que da el título como para la mayoría de personas que no quieren admitirse inevitablemente malas,” que se hiciera más énfasis en el dilema de que si somos buenos o malos, ya que me parece muy parcializado el discurso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: