El Animador

Eran las nueve de la noche cuando la fiesta estaba comenzando. Fue ahí cuando se apagaron las luces y solo se dejó una que alumbraba al gran animador. Imponente, empezó a realizar su trabajo.

Luego de esa intervención, no volvió a decir una palabra más. No fue necesario.

0 Responses to “El Animador”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: